Cómo enfrentarse a la crisis en negocios de bodas: Autocuidado

Temática del post:

Autor:

airinrojas

autocuidado

A las puertas de la apertura oficial de la temporada de bodas, se ha desatado una de las mayores crisis sanitaria de la historia de la era moderna. 

El 2020 prometía ser un año fabuloso para las bodas. Es un número precioso por eso muchísimas parejas habían decidido darse el ¡sí, quiero! durante este año.

Pero la crisis del COVID-19 o más comúnmente conocido por ‘coronavirus’ ha impactado de lleno en todos los ámbitos de nuestra vida, personal y profesional. Nadie ha podido prevenir esta crisis, pero unos pocos están siendo capaces de mitigar sus efectos ya que contaban con protocolos anti-crisis.

Pero aunque sólo unos pocos, y sí, nos referimos a las grandes empresas, estén paliando la crisis gracias a sus procesos internos, no quiere decir, que como pequeñas empresas o autónomos, no podamos implementar procesos y protocolos anti-crisis ahora.

Es por eso, que hemos creado esta guía. Para orientarte en qué hacer en esta crisis u en futuras crisis que puedan devenir del tipo que sea.

 

Hemos dividido la guía en 4 partes.

1.- Gestión y plan de crisis

2.- Oportunidades

3.- Trabajar desde casa

4.- Auto-cuidado

 

En cada parte hablaremos sobre cómo puedes implementarlo en tu negocio de bodas. Ya seas autónomo, empresa, tengas equipo o no, y te dediques al área que te dediques, fotografía de bodas, diseño de tocados, complementos, invitaciones, catering, hacienda, maquillaje y peinados, florista…

Esperamos que esta guía te sea de gran utilidad ahora y esperamos que poco en el futuro.

Un abrazo, Airin y Davinia.

ÍNDICE

Autocuidado: clave en épocas de crisis

Que el autocuidado es imprescindible en nuestra vida es algo que ya sabes y con lo que no queremos darte demasiado la lata. Que además, se trata de algo que, a pesar de estar tan de moda en los últimos años, aún no está muy instaurado dentro de la sociedad y es muy fácil olvidar.

Porque parece que a veces cuesta ponerse a una misma a la cabeza de la lista de prioridades, y terminamos por cuidarnos poco. Porque el auto-cuidado es de esas cosas para la gente con tiempo.

En este momento, puede que hayan pasado dos cosas: Bien estás asintiendo con una sonrisa de “me pillaste”. O bien te has echado las manos a la cabeza por la barbaridad que acabo de soltar. Si eres de las segundas: Enhorabuena. Si eres de las primeras… bueno tú sigue leyendo y más tarde hablamos.

Basta con hacer una búsqueda rápida en internet para darse cuenta de la cantidad de literatura que hay acerca de trabajar desde casa y ser productiva. Lo hemos visto arriba Sin embargo, si buscamos información acerca del autocuidado cuando trabajas desde casa, la cosa cambia.

Vamos a contarte unas ideas básicas sobre auto-cuidado para inspirarte y hacerte reflexionar sobre que tú también puedes cuidarte. Mejor dicho debes cuidarte.

Despertar con calma

Dedicarle el tiempo suficiente a despertar es algo que puede hacerte inmensamente feliz y te ayuda a trabajar mejor durante todo el día. Despertar tranquilamente cada mañana, realizando tus rutinas de desayuno, té o café, realizar esa sesión de journaling, leer durante un rato, meditar… Encuentra esas actividades que más te gustan y te ayudan a iniciar tu día con tranquilidad.

Hacer esto te permite iniciar el día de trabajo con el humor adecuado y establecer una rutina de calma que se transmite a la forma de llevar a cabo tus tareas el resto de la jornada.

Hacer deporte

Sé que es muy obvio. Pero el deporte es una forma de autocuidado que ayuda tanto a nivel físico como mental. Para personas nerviosas que tenemos tendencia a generar energía de más una de las mejores ideas. El cansancio físico nos ayuda a calmarnos. Por eso adoptar la rutina de acudir al gimnasio varias veces por semana resulta tan útil.

Además, si te animas con las actividades guiadas, puedes aprovechar también para socializar con tus compañeras y pasarlo bien.

Márcate u fecha de cierre

El horario es algo con lo que no es malo ser flexible al máximo. Entre otras cosas porque a veces surgen planes o imprevistos que no puedes controlar y te toca improvisar. 

Por eso te recomendamos que busques tu hora límite, esa a partir de la cual es mejor que no trabajes para evitar dar vueltas en la cama cuando te acuestes.  Si evitas trabajar más allá de ese horario fijado lo más seguro es que notes un aumento en la calidad de tu sueño.

Los domingos son para descansar

O para hacer lo que sea que no tenga que ver con el negocio. Sólo desconectando conseguirás empezar la semana con fuerza y con ideas. Eso sí, cuando te apetezca, puedes realizar tareas agradables, como empezar ese curso que compraste hace un par de meses y aún no has tocado o leer artículos de algunas compañeras.

Si necesitas dormir, duerme

Muchas veces, tengo tenemos el horario montado, la ropa preparada para ir al gimnasio, el día organizado y una lista de tareas interminable. Pero cuando suena el despertador sentimos la necesidad de dormir más.

Entonces duerme. Porque el descanso es la forma más básica de auto-cuidado y escucharse es imprescindible.

Pero en general, levantarse cinco minutos para estirar las piernas será suficiente. Si el trabajo te absorbe y no consigues acordarte de hacer estos pequeños descansos, existen apps que te avisan cada hora (o cada cierto tiempo) para que te levantes y te muevas.

Decir NO

Sí, sabemos que cuesta, pero a veces nos echamos a la espalda más de lo que (no voy a decir podemos) debemos. Aunque nos encante lo que nos proponen, debemos pensar si somos capaces de gestionarlo en el tiempo que nos hemos marcado arriba, y también si se alinea con lo que queremos para nuestro negocio.

 

Muchas veces nos proponen planes que nos encantan y que molan mucho, y que a priori parece que con un ratín más que le eches es suficiente. En ese caso, párate y piensa si ese ‘ratín’ te va hacer de estar con tu pareja, con tus hijos, contigo misma… y ponlo en una balanza. ¿Qué pesa más? Ahí tienes la respuesta, y a te adelanto, que la mayoría de las veces suele ser que debas decir NO.

Dedicarte tiempo a ti

Ya sea ir a pelu, ver una sería, leer un libro, pintarte las uñas, o salir a pasear a solas… Dedícate tiempo. Lo necesitas. Parece una obviedad, pero cuando estamos descansados y relajados tomamos mejores decisiones, atendemos mejor a los clientes, se nos ocurren mejores contenidos y propuestas. ¡Todo ventajas!

Alimentate bien

No somos expertas en alimentación. Ni tampoco las que mejor comamos, pero sí que tenemos claro, que para estar sanas, no caer enfermas y poder darlo todo, tenemos que comer bien. Habla con expertos para crearte menús adaptados a tus gustos. O aprende sobre técnicas de creación de menús para toda la semana. O pídele tapers a tu madre. Como sea, aliméntate bien.

Con esto, terminamos esta serie sobre cómo tener presente el auto-cuidado personal para conseguir el éxito con nuestros negocios nupciales.

Esperamos que estos consejos te ayuden a sobrellevar presentes crisis o le cojas el gustillo y cabes integrándolo todo en tu rutina profesional.

Déjanos en los comentarios si añadirías alguno más.

Los 10 mandamientos de todo negocio de bodas

Accede a este curso 100% GRATIS y controla todas las áreas de tu negocio de bodas.

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn

Otros post que también te pueden interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Los responsables de tus datos son Dairin 360, SL y serán tratados con la única finalidad de moderar y responder comentarios de usuarios. Se conservará mientras este post continue publicado o decidas eliminarlo. Recuerda que la información que proporcionas en el comentario es pública y cualquier usuario puede leerla. 1and1 también tendrá acceso a tus datos ya que es el hosting donde está alojada la web (dentro de la UE). Podrás ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y suprimir los datos en hola@nupticalia.com así como el derecho a presentar una reclamación ante una autoridad de control como se indica en la política de privacidad.

RETO 22 días

Con este reto conseguirás digitalizar tu negocio de bodas en 22 días o menos. Vas a aprender a trabajar tu cliente y tu oferta, a planificar y crear contenidos de valor.
Conseguirás atraer, conectar y convertir a tu audiencia y ganarás visibilidad gracias a tener tu propia plataforma online.

Digitaliza tu negocio de bodas en 22 días